Menu navegación páginas

"El conocimiento es el alimento del alma" - Platón

Definición de Fiebre Tifoidea

Definición de Fiebre Tifoidea

• Agente infeccioso: Bacilo gram negativo facultativo. Salmonella entérica subespecie enterica serovariedad typhi (llamada S. Typhi), que infecta sólo a seres humanos.


• Distribución geográfica: Distribución mundial. La fiebre tifoidea continúa siendo un grave problema de salud pública a nivel mundial. Se estima que se producen 17 millones de casos por año, con 600.000 defunciones.Actualmente se notifican habitualmente casos en países de América central y México, Perú y Chile, África, Sudeste Asiático, (India, Pakistán). La incidencia ha disminuido en los países desarrollados. La incidencia anual se estima en 17 millones anuales con 600000 fallecidos. Las últimas epidemias se han producido en el año 2005 en: República Democrática del Congo, Fiji, Gabón, Kenia, Kyrguistán, Malasia, Filipinas, Federación rusa, África del Sur, Ucrania. En el año 2006 en China, Hong Kong, India, Kyrguistán, Islas Marshall, Papúa Nueva Guinea, Filipinas,África del Sur.


• Ciclo biológico: El reservorio son los humanos y el vehículo de transmisión es la comida, fecal-oral, moscas y agua. Se propaga por alimentos, agua y bebidas contaminadas. Frutas crudas y vegetales, leche y crustáceos son los tipos de alimentos más a menudo asociados con la enfermedad. Después de su ingestión, la bacteria se propaga desde el intestino hasta los ganglios linfáticos del intestino, hígado y bazo por la sangre, donde se multiplica. El 10% de los pacientes no tratados excretarán bacilos durante 3 meses desde el inicio y el 2-5% permanecerán como portadores crónicos.


• Periodo de incubación: 7d-14d (rango 3d-60d).


• Clínica: Los síntomas iniciales son generalizados e incluyen: fiebre insidiosa, malestar general, dolor abdominal y erupción cutánea. La fiebre aumenta progresivamente al igual que los episodios de dia- rrea con debilidad y malestar. En la mayoría de los casos aparecen las «manchas rosas». Estas manchas son pequeñas, de color rojo oscuro, planas, principalmente en abdomen y tórax. Típicamente, en los niños es menos grave y con menos complicaciones que en los adultos. La sintomatología general comprende: cefalea, malestar, anorexia, manchas rosas, dolor abdominal con estreñimiento después de la diarrea, hematoquecia ocasional, debilidad, delirio, confusión, falta de atención y alucinaciones. Las complicaciones más graves, sobre todo en no tratados, que se pueden presentar son los sangrados digestivos y posible perforación intestinal con peritonitis asociada e insuficiencia renal. Bradicardia relativa frecuente.Analíticamente también puede aparecer leucopenia y trombopenia. Mortalidad aproximada con tratamiento del 0.8% y del 15% sin tratamiento.


• Diagnóstico: Cultivo (sangre, orina y esputo). El cultivo de médula ósea es confirmatorio aún en los tratados. Las heces suelen ser negativas salvo infección tardía no tratada. Serología (prueba de Widal poca utilidad). Examen ELISA de la orina: puede indicar antígeno Vi específico para la bacteria.


• Tratamiento: Ceftriaxona 2 g i.v. /24h/10 días. Cefixima 400 mg/24h oral 10 días. O Levofloxacino 500mg/24h o Ciprofloxacino 500 mg v.o. (400 mg i.v.) /12h/5-7 días. Alternativas: Amoxicilina 1 g/4-6h oral, Ampicilina 150 mg/kg/día em 4-6 dosis, Cloranfenicol 50 mg/kg/día (3-4g día para el adulto) oral o iv, Cotrimoxazol (10 mg/kg/día de trimetropin) oral o iv durante 14 días.Azitromicina 1 g v.o. el primer día y continuar con 500 mg hasta cumplir 7 días.Añadir corticoides si hay evidencia de shock o disminución del nivel de conciencia como dexametasona 3 mg/kg seguido de 1 mg/kg/6h durante 2 días. En las formas graves, los corticoides pueden evitar el empeoramiento transitorio que puede ocasionar el inicio del tratamiento. Se debe evitar el empleo de Ácido Acetil Salicílico. En los niños: Ceftriaxona 50 a 80 mg/kg i.v. /24h/5-7 días o Azitromicina 15 mg/kg v.o. el primer día y continuar con 7.5 mg/kg hasta cumplir 7 días. Con tratamiento, la enfermedad tiende a ceder en dos o cuatro semanas. Una complicación frecuente es la recidiva de los síntomas 2 semanas después de la cura; ocurre más en tratados con antibióticos, de causa desconocida. Para dejar el seguimiento del paciente deben obtenerse 3 cultivos de heces negativos consecutivos con un intervalo mínimo de 24h y recogido al menos 48h después de recibir cualquier antimicrobiano y no menos de un mes tras comenzar el tratamiento. Si uno es positivo, se recogerá cultivo de heces mensual GUÍA DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS IMPORTADAS 115 durante 12 meses hasta que se obtengan 3 cultivos negativos consecutivos. Las personas en contacto estrecho con portadores no deben realizar tareas delicadas como preparar la comida mientras no se obtengan 2 cultivos de heces y orina negativos separados 24h. Vacunas: Hay 2 tipos de vacunas: Polisacarídica capsular: 0,5 ml vía parenteral, polisacáridos capsulares Vi de S. Typhi. Se administra 1 única dosis 15 días antes del viaje. Produce inmunidad a los 15 días después de la inoculación. Tiene una eficacia estimada entre un 70- 80%, y su duración es de 2-3 años. Revacunación: una dosis de recuerdo cada 3 años. Contraindicada en personas con hipersensibilidad a alguno de sus componentes o al medio de crecimiento de las bacterias. Pueden presentarse reacciones locales leves y de corta duración en el lugar de la inyección como dolor, eritema e induración y reacciones sistémicas leves generalmente a las 24 horas de la administración como mialgias, cefaleas y febrícula.Viva atenuada: 3 cápsulas,Cepa viva atenuada mutante de Salmonella typhi Ty21a. Se administran 3 dosis a días alternos, 10 días antes del viaje. Produce protección 10 días después de la administración. Siete años después de la última dosis la eficacia protectora sigue siendo del 67% en los residentes en zonas endémicas, aunque podría ser menor en los viajeros. Produce menor tasa de anticuerpos circulantes que la parenteral, pero induce una respuesta inmune celular y una producción de IgA secretora a nivel intestinal. Revacunación: 1 dosis de recuerdo cada 3-5 años. Produce escasas reacciones secundarias, como dolor abdominal, náuseas, vómitos. La febrícula se presenta en menos del 5% de los vacunados y es de corta duración. Riesgo para viajeros: Es generalmente bajo, excepto en zonas del norte y oeste de África, sur de Asia (India, Pakistán y la península de Indochina) y Perú. Los viajeros tienen riesgo sólo si se exponen a niveles bajos de higiene con relación a la manipulación de los alimentos, el control de la calidad del agua de bebida y la eliminación de las aguas residuales. Todos los viajeros que permanecen en áreas endémicas tienen un riesgo potencial, aunque dicho riesgo es bajo en los centros turísticos. Recomendaciones: En viajeros que se dirigen a países donde el riesgo de fiebre tifoidea es alto (especialmente si la estancia es superior a un mes), a las personas expuestas a malas condiciones higiénicas y a quienes visitan el Subcontinente Indio y destinos donde pueden existir microorganismos resistentes a antibióticos. • Prevención y control: Cerca de 2%-5% de las personas pueden convertirse en portadores de la bacteria S. Typhi y continuar expulsan- do la bacteria en las heces durante años, diseminando la enfermedad. Obtener 3 cultivos de heces negativos consecutivos con intervalos de 1 semana en la convalecencia, para descartar el estado de portador y tratar a todos los portadores con ciprofloxacino 750 mg/12h durante 4 semanas o norfloxacino 400 mg/12h 4 semanas. Se recomiendan las vacunas si se viaja fuera de los Estados Unidos, Canadá, Europa del Norte,Australia y Nueva Zelanda y si se viaja durante brotes epidémicos. La inmunización no siempre es completamente efectiva y los viajeros con bajo riesgo deben limitarse a beber agua hervida o embotellada e ingerir solamente alimentos bien cocinados. Evitar el acceso de las moscas a comidas y aguas. Hervir o cocer al vapor al menos 10 minutos pescados y mariscos. Medidas primarias son el consumo de agua no contaminada, sistemas eficaces de alcantarillado, pasteurización de la leche, control a los manipuladores de alimentos.Medidas de salud pública entre las que se encuentran: el adecuado tratamiento del agua y de los desechos, y proteger los alimentos de la contaminación. No se debe permitir la manipulación de alimentos a portadores de tifoidea. Control de las epidemias.Declaración obligatoria de los casos en la mayoría de los países, clase 2.Todos los términos y acepciones de Medicina que aparecen en esta Web tienen carácter puramente divulgativo y no constituye un sustitutivo de la relación paciente médico. Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo 2008


Valorar: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Rating: 3,00)