Pages Navigation Menu

"El conocimiento es el alimento del alma" - Platón

Definición de Moral

Definición de Moral

Se define Moral (< latín mos = griego ήθος costumbre) como el conjunto de costumbres, creencias, valores y normas de un individuo o grupo social determinado que ofician de guía para el obrar, vale decir, que orientan acerca de lo bueno o malo —o bien, correcto o incorrecto— de una acción.

A menudo, estos conceptos y creencias son generalizadas y codificadas en una cultura o grupo y, por ende, sirven para regular el comportamiento de sus miembros. El conformismo con dichas codificaciones es también conocido como moral y la civilización depende del uso generalizado de la moral para su existencia.

A lo largo de la historia y de cultura en cultura han existido distintas visiones de la moral. Generalmente, la moral es aplicada a campos en los cuales las opciones realizadas por individuos expresan una intención relativa a otros individuos —incluso no miembros de la sociedad. Por lo tanto, existe una disputa académica sobre si la moral puede existir solamente en la presencia de una sociedad o también en un individuo hipotético sin relación con otros.

Una concepción de la moralidad puede tender hacia cualquiera de las posibles direcciones en un campo determinado. De hecho, existen morales que recomiendan ciertas restricciones sobre el comportamiento (heteronomía), así como existen morales que recomiendan una autodeterminación totalmente libre (autonomía) y una variedad de posiciones intermedias.

La eficacia de una moral depende de la posición social y representatividad política del grupo sobre el cual actúa y sobre la relación con las normas de la sociedad de que se trate. Una moral es ejecutada a través de su influencia en las reglas generales y códigos formales de la sociedad —especialmente códigos penales y la determinación de una conducta jurídicamente correcta. Los campos sobre los cuales la influencia de la moral es mayormente apreciada son los asuntos relacionados con conductas sexuales, financieras, profesionales y relaciones humanas en general.

Una moral puede provenir de muchas fuentes. Muy a menudo la moral de un individuo es influenciada, en gran medida, por su religión o teología; pero otras fuentes también son posibles, tales como la realidad objetiva (natural) o la realidad política. Las religiones a menudo sostienen que la moral no es una construcción humana, sino trabajo de Dios. Por ejemplo, en la tradición judeocristiana, los diez mandamientos existen como órdenes directas de Dios a los hombres.